Cómo preparar un menú semanal para niños

Cómo hacer un menú semanal para niños

Confeccionar un menú semanal para niños es una gran oportunidad para toda la familia. Aunque en proporciones y cantidades diferentes a los adultos, los niños y las niñas también precisan incluir en su dieta una rica variedad de alimentos. Sin duda, los peques de la familia solo nos aportan cosas buenas y saber cómo preparar un menú semanal para niños sirve como “excusa” para cuidar nuestra propia alimentación. Conoce a continuación cómo hacer este menú para los más pequeños.

 

 

Menú saludable para niños

¿Quieres crear un menú infantil y triunfar con él? Los adultos debemos de intentar generar en los niños hábitos saludables a través de la alimentación. Sentir frustración por no cumplir tal objetivo no resulta de gran ayuda. Una de las claves principales consiste en equilibrar los componentes nutricionales necesarios variando con frecuencia el tipo de alimentos. De esta forma, el tedio delante del plato ocurrirá con menor frecuencia o menor intensidad y podremos persistir con los alimentos menos aceptados. Estas son algunas recomendaciones que puedes seguir antes de confeccionar un menú semanal para niños:  

  • Nunca premies o castigues a los niños por cuestiones relacionadas con la comida. Sí puedes motivarlos con algún concurso en el que se ganen puntos y darles la posibilidad de elegir una de sus comidas preferidas cada vez que prueben un alimento nuevo.
  • Dales a probar un alimento que haya rechazado pasadas unas semanas. Inténtalo introducir cocinado de otra manera o con una presentación nueva.
  • Explícales las funciones nutritivas de los alimentos.
  • Implícales en la preparación del menú y de las comidas. Asimismo, crea con ellos escenas divertidas en los platos. Existen muchas ideas en internet sobre cómo presentar todo tipo de alimentos.
  • Sé un modelo para ellos. Sin duda, uno de los mejores legados que podemos dejar a los niños es ser un ejemplo para ellos, siempre sin forzarles o establecer comparaciones.

 

Menú infantil saludable

Según las edades, al elaborar este tipo de menús  se deben tener en cuenta las raciones de los diferentes nutrientes. Podemos utilizar las manos para medir las raciones; así, un adulto ingerirá más que un niño.

Idealmente, la base de la alimentación de los peques debe estar formada por las frutas y las verduras y, al menos, consumir 5 raciones de vegetales al día. Además, deben incluir los cereales, preferiblemente integrales. Las proteínas de origen animal como el pescado, la carne, los huevos o los lácteos tienen también un gran peso en su alimentación. Y, por último, pero igualmente interesantes, están las legumbres, frutos secos, aceite de oliva virgen extra… y para beber, agua.

No obstante, si tenemos dudas sobre cómo debe ser la dieta de nuestros pequeños y cómo tenemos que distribuir los alimentos y las raciones, podemos acudir al modelo del Plato Harvard, donde de una forma muy gráfica podemos ver cómo es una alimentación sana para los más pequeños:

  • La mitad del plato deben ser verduras y frutas, incorporando gran variedad y color.
  • Un cuarto del plato, cereales y granos integrales como arroz integral, quinoa, avena, pan y pasta integral. Y aquí estarían también incluidas las patatas.
  • El otro cuarto restante del plato lo completamos con proteínas: pescado, carnes magras, legumbres y frutos secos.
  • Además, utilizaremos grasas saludables como la del aceite de oliva virgen extra.
  • Y para beber incluiremos agua, té o caldos

Con el objeto de simplificar la organización de un menú semanal para niños, establece un esqueleto en el que puedas, por ejemplo, situar toda la tipología de alimentos distribuida a lo largo de las comidas. Por ejemplo, puedes variar en distintos lácteos, origen de las proteínas con distintos pescados y carnes, de la fruta y la verdura según la temporada en la que nos encontremos, etc.

Disponer de este tipo de menús nos quitará de muchos momentos en los que sentimos la mente en blanco en el supermercado o delante del frigorífico. Y por supuesto, un menú variado y equilibrado para niños es clave para superar la fase de crecimiento con éxito e instaurar hábitos saludables de por vida.

 

Vota post