Listado de mejores pescados para dietas

uáles son los mejores pescados para dietas

El pescado es un alimento muy interesante para incluir en nuestra alimentación dados sus beneficios nutricionales. Los expertos en nutrición recomiendan un consumo de 3 a 4 raciones semanales, variando entre pescados blancos, azules y marisco.

 

 

 

¿Por qué incluir el pescado en una dieta?

Para llevar a cabo una dieta sana y equilibrada debemos enfocarnos en incluir alimentos frescos y de calidad. Esta es una clave que ha de acompañarnos de por vida y que tiene mucha relación con aprender a “comer bien”. Es preciso variar el tipo de alimentos para adquirir distintos beneficios de cada uno de ellos, dado que no existe un alimento que contenga todos los nutrientes que necesitamos. Por ello, consultar a un experto en nutrición es imprescindible para integrar adecuadamente el pescado en una dieta junto a verduras, carnes magras, cereales integrales y fruta, entre otros

Qué pescado tomar

Cualquier especie de la que podamos tener la seguridad de su procedencia y de cumplir las garantías de seguridad alimentaria, es apta para su consumo. Dos de los pescados para dieta más consumidos suelen ser la merluza y el salmón. El primero por su carácter hipocalórico y apreciada carne. El segundo, por su capacidad saciante y su valiosa concentración de grasas saludables. Igualmente, también puedes incluir otro tipo de pescados blancos como el bacalao, recomendable por su contenido en omega 3 y selenio. Las latas de conservas de pescado como el atún al natural y bajo en sal es una estupenda manera de aportar proteínas a las ensaladas, de la misma forma que barritas de surimi.

Añade también mariscos y moluscos a tu lista de pescados de dieta. Los mejillones son bajos en grasa y calorías y altos en proteínas, además de ser fuente de ácidos grasos omega 3. Asimismo, aportan importantes minerales como el hierro o el selenio. Los langostinos, por su parte, también son una buena opción ya que aportan proteínas de calidad y apenas contienen grasa.

Pescados para dieta: recetas

Hay que tener en cuenta la manera en la que se cocinan los pescados o de su acompañamiento. Cualquier tipo de especie resulta muy sabrosa a la plancha, al horno o cocida. Para moderar el consumo de sal, podemos utilizar otros aderezos como vinagre de manzana, limón u combinación de especias. Aquí van algunas recetas de pescados para hacer dieta:

  • Verduras salteadas con langostinos. El mundo de la cocina oriental y algunos de sus procedimientos como el wok son perfectos para eliminar los excesos de aceite. La forma cóncava del wok facilita su rápido calentamiento y la posibilidad de hacer los alimentos sin pasarlos en exceso. Esto los deja crujientes e impide la pérdida de cualidades nutritivas. Prueba fuentes de sabor distintas como el jengibre o la cúrcuma porque con ellos no echarás de menos las salsas hipercalóricas.
  • Urta a la roteña. La provincia de Cádiz es conocida por el pescaíto frito pero su gastronomía cuenta con infinidad de recetas de pesado para dieta tan saludables como esta. Si no puedes encontrar la urta, esta especie es similar a otras como la dorada o el sargo. La receta a la roteña se basa en acompañar al pescado de un buen número de hortalizas al horno, entre las que destaca el tomate.
  • Rollitos de pescado al horno. Cualquier pescado susceptible de convertirse en filetitos puede servir en esta receta. Por ejemplo, el gallo, el lenguado o la sardina se pueden rellenar de verduras y meter al horno. La cocina al vapor también es una alternativa, pochando previamente las verduras con un poco de aceite de oliva extra virgen y ajo. Las sardinas precisan de poco tiempo al horno y son menos susceptibles de secarse. Si se utiliza pescado blanco como el gallo o el lenguado, un secreto para que no pierdan su jugo es añadirles un chorrito de aceite de oliva por encima.
  • Mejillones a la vinagreta. No es una receta con la que estemos descubriendo la pólvora pero su presencia aquí está más que justificada. La fuente de beneficios de los mejillones con hortalizas frescas picadas es inmejorable. Si quieres innovar, puedes poner en el picadillo alguna clase de encurtido, rociarlos con aceites de oliva aromatizados o espolvorear con cilantro, albahaca o hierbabuena.

 

Aprovéchate de las enormes propiedades gastronómicas y nutritivas de los productos del mar. Junto a las verduras y otros alimentos, incluir el pescado en una dieta te permite variar infinitamente tu menú. Y lo más importante, añadir recetas de pescado

Vota post