5 aperitivos para una cena de verano

Con la llegada del verano y estos días de calor, la verdad es que solo apetecen cenas ligeras, ¿verdad que sí? Y si son en compañía de amigos, mucho mejor. Para los que tengáis terraza en casa y podáis disfrutar de un momento de brisa con un atardecer bonito, es el entorno ideal J.

Aquí van algunas propuestas la mar de buenas:

Cocotte de mejillones con tomate: en cinco minutos tendrás un plato fácil y rápido para servir acompañando el vino. Para que no os muráis de hambre, esta cazuelita de mejillones ya viene lista para tomar por lo que puede servir como opción para recibir a los primeros que vayan llegando. ¡Cuidado con la salsa de tomate que es un vicio!

-Aperitivo de pulpo a la gallega: ¿a quién no le apetece una ración de pulpo a la gallega? La verdad es que sin dudarlo es una buna opción siempre y si es con amigos, ¡mucho más! Puedes abrir la bandejita de Aguinamar® y servirla directamente tras ser calentada y, si lo deseas, ¡añade un punto más de picante para morir de amor disfrutándolo!

Pintxo donostiarra con un toque de pesto: hoy compartimos un truco la mar de rico. Dicen los italianos que ¡la vida con pesto sabe mejor! Y no podemos estar más de acuerdo. Si podemos un poco de cantidad de pintxo donostiarra en una tosta de pan del tamaño que prefiráis y añadís esta delicia para completar, tenéis la tosta perfecta. Es que es un truco que usaréis más de una vez. ¡Lo prometemos!

Colas de langostino cocidas con cuatro salsas: dicen algunos que el buen amigo del langostino es una buena salsa. Pues si acompañamos este manjar con cuatro, haremos las delicias de cualquier foodie. Es un plato rápido y una opción a la que nadie se puede resistir. Como opciones pueden ser: mayonesa, salsa rosa, tomate o salsa verde. Así además de rico, ¡le damos un toque de color!

Aros de mar con limón: seguro que no hay nada que les pegue más que un poquito de limón. Esta es nuestra propuesta pero con mayonesa también están muy ricos. Puede ser un plato que puede acompañar cualquier otro aperitivo y siempre apetece.

Además de esto, y si os da miedo quedaros con hambre, una brocheta siempre es buena opción. Por ejemplo, una con tomate cherry y queso mozzarella. En ese caso, no os olvidéis de añadir albahaca y un poco de aceite de oliva virgen.

¡Solo queda disfrutarlo! ¡Ñam!

¡Danos tu opinión!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies